Equilibrium CenDE

¿Cómo las ciudades pueden aprovechar su diversidad cultural?

Esta semana la Organización de las Naciones Unidas celebra la Semana de la Migración en el marco del primer Foro de Examen de la Migración Internacional 2022, una plataforma mundial donde se discuten y exponen los progresos conseguidos en la aplicación de los aspectos del Pacto Mundial.

Créditos de foto: Corresponsables

Comparte este contenido:

Share on facebook
Share on twitter
Share on linkedin
Share on whatsapp
Share on email

Desde mucho antes de la firma del Pacto Mundial, la Agenda 2030 contemplaba la localización de los Objetivos de Desarrollo Sostenible (ODS) y la traducción de los compromisos universales a metas nacionales y locales. Esto se tradujo en la incorporación de un ODS específico (ODS 11) sobre ciudades y comunidades, para garantizar que las urbes sean espacios “inclusivos, seguros, resilientes y sostenibles”.

Conseguir que las ciudades sean más inclusivas implica considerar la migración (tanto interna como internacional) como un grupo más de personas que tradicionalmente, como las mujeres y las personas con discapacidad, han enfrentado una mayor exclusión y un trato desigual. Esto puede contribuir a gestionar la riqueza y diversidad que experimentan (y siempre han experimentado) las ciudades latinoamericanas de una manera más eficiente y equitativa, especialmente si tenemos en cuenta el aumento significativo de la migración intrarregional: la cantidad de personas que migran entre países de América del Sur está cerca a igualar la cantidad de migrantes sudamericanos viviendo fuera de la región.

Estos flujos migratorios tienden además a asentarse en las ciudades por la oferta de oportunidades laborales y servicios que ofrecen en comparación a las zonas rurales: 1 de cada 5 personas migrantes de nacionalidad venezolana escoge a Bogotá como su lugar de destino. Es por ello que desde Equilibrium CenDE realizamos un primer boletín para sumarnos la discusión sobre la gestión de la migración desde las ciudades latinoamericanas y la necesidad de adoptar un enfoque intercultural para promover la convivencia y la cohesión social entre comunidades.

Más allá de los espacios públicos cotidianos como parques y mercados, están los restaurantes, supermercados y el transporte que favorecen la cercanía e interacción entre las poblaciones. Una encuesta realizada en julio de 2021 a más de 1 400 migrantes y refugiados venezolanos en zonas urbanas de Colombia, Perú y Ecuador refleja que 7 de cada 10 personas encuestadas declaró experimentar episodios de discriminación en los espacios públicos. A esto se suma la falta de confianza hacia las instituciones encargadas de cuidar y controlar el espacio público como la Policía y las Fuerzas Armadas, especialmente de las mujeres (del total de mujeres migrantes venezolanas encuestadas, 28% confía mucho en la Policía vs 49% de sus pares hombres).

En ese sentido, los espacios de interacción son todavía muy limitados, especialmente por la situación a causa de la pandemia y el contexto estructural de discriminación, desconfianza y percepción de inseguridad que existe en las ciudades receptoras, principalmente en Lima y Bogotá. De la encuesta mencionada, solo 4% declaró obtener información confiable a través de los líderes comunitarios o miembros de su vecindario y solo 16% a través de Gobierno e instituciones públicas, dando mayor prioridad a las redes de apoyo entre los propios migrantes.

Ante este escenario, resulta necesario repensar la manera en cómo las autoridades locales gestionan la diversidad y la necesidad de un enfoque intercultural. Este enfoque incluye muchas diversidades que se interrelacionan entre sí como la etnia, las edades, las capacidades o la religión, más allá de la nacionalidad. Según el programa de “Ciudades Interculturales”, los tres principios que sustentan un modelo de gestión de la diversidad con enfoque intercultural son los siguientes:

  1. Igualdad: consiste en crear las condiciones en equidad de deberes y derechos para evitar tratos diferenciados. De esta manera, la Alcaldía de Bogotá ha avanzado hacia la inclusión de la población migrante y refugiada como población vulnerable en el plan de desarrollo distrital 2020-2024, al igual que el Gobierno Regional de Lima en la incorporación de la temática de movilidad humana al nuevo plan de desarrollo provincial 2021-2035.
  1. Diversidad: defiende un concepto amplio y dinámica de la identidad y la cultura, así como de su carácter plural e híbrido. Desde la Gerencia de la mujer e Igualdad de la Municipalidad de Lima Metropolitana han apostado por la diversidad mediante el uso de perfiles y rostros de mujeres migrantes en las campañas de sensibilización frente a la violencia basada en género. Sin embargo, todavía se evidencia la falta de una respuesta interseccional que atienda las diferencias y realidades de grupos de personas dentro del colectivo de migrantes. Estas intersecciones, como ser migrante afrodescendiente mujer con discapacidad, se vuelven invisibles para las autoridades públicas.
  1. Interacción: promueve los espacios de encuentro para fomentar los vínculos y relaciones entre las comunidades y aborden los conflictos de manera comunitaria y participativa a través del diálogo. Un ejemplo de interacción es la creación del Centro de Integración Local para Migrantes en Barranquilla, el cual funciona como un espacio de acompañamiento y orientación para población migrante y colombiana retornada. En Lima, la Municipalidad llevó a cabo un proceso de formalización de organizaciones sociales como las juntas vecinales conformadas por población peruana y población migrante y refugiada para fomentar su participación como agentes de cambio.

Por último, la implementación de este enfoque intercultural requiere del apoyo constante a las y los funcionarios y servidores públicos de los Gobiernos locales y la incorporación de las comunidades en los procesos de diseño de los planes y políticas. Solo así podremos garantizar una mejor convivencia entre todas las personas que habitamos en la ciudad.

Autora:

Marta Castro

Marta Castro

Coordinadora de Investigación en Equilibrium CenDE

Dejar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *