Equilibrium CenDE

¿Por qué es necesario fortalecer las capacidades de las ONG en Venezuela?

Desde hace más de una década, el Estado venezolano ha ido perdiendo progresivamente su capacidad de provisión de bienes y servicios públicos, producto de la profunda crisis económica, política y social que asecha al país. Durante este período, otros actores de la sociedad venezolana se han visto en la necesidad de complementar, e incluso, suplantar el rol del Estado en diversas áreas de política pública.

En este contexto, los Organizaciones No Gubernamentales (ONG) vienen desempeñando un papel cada vez más relevante; por un lado, en la provisión directa de servicios sociales (alimentación, salud, educación, etc.) y, por otro, en la defensa de los derechos civiles y políticos de la población (libertad de expresión, pensamiento, asociación, etc.).

La magnitud y velocidad con la que han surgido y crecido las ONG en Venezuela en años recientes ha puesto de manifiesto una serie de desafíos para que éstas puedan cumplir efectivamente su misión y lograr un alto impacto social.

Un reciente estudio de Equilibrium CenDE, enfocado en las ONG que operan en el sector educación e investigación en Venezuela, arrojó información valiosa sobre la situación actual de las organizaciones del sector y que puede constituir una primera radiografía de las ONG que operan en el país.

La investigación identificó 243 ONG, entre fundaciones, asociaciones civiles y asociaciones de hecho (es decir, que no están formalmente registradas). Una muestra de 34 ONG accedió a participar en una encuesta para conocer sus capacidades institucionales actuales y los principales desafíos que enfrentan. Tres grandes conclusiones saltaron a la vista:

  • Pequeñas organizaciones frente a ambiciosos objetivos: El 76% de las organizaciones encuestadas tienen un máximo de 20 trabajadores remunerados, destacando un 38% de las ONG que cuentan con máximo 5 trabajadores y un 24% que tiene entre 6 y 10 trabajadores. Si se considera a los miembros, empleados remunerados y voluntarios, un 47% de las organizaciones no tienen más de 20 personas a su cargo. Estos datos reflejan que el tercer sector en Venezuela está integrado por un gran número de organizaciones pequeñas y de limitado alcance, lo que contrasta con el alcance geográfico e impacto que estas organizaciones aseguran tener y con los objetivos que aspiran alcanzar.
  • Se requieren mayores capacidades para búsqueda de financiamiento: El 65% de las organizaciones encuestadas señalan que su principal tipo de financiamiento son las ayudas, subvenciones, donaciones y/o patrocinio, tanto de fuentes nacionales (59%) como extranjeras (41%). Ello requiere que las ONG cuenten con capacidades para la identificación de donantes potenciales, relaciones públicas y formulación de proyectos para optar a financiamiento. Sin embargo, al tratarse de organizaciones pequeñas, con personal polivalente y poco especializado, estas capacidades no están presentes al nivel requerido, lo que genera dificultades para la captación de fondos. Muestra de ello es que, un 50% de las organizaciones reportan tener una grave situación de escasez de recursos, lo que dificulta sus operaciones y el crecimiento de la organización.
  • Se requieren mayores esfuerzos de incidencia pública: El 74% de las organizaciones realizan moderados esfuerzos de incidencia ante instancias nacionales o internacionales. De este grupo, un 18% de las organizaciones no realiza ningún esfuerzo de incidencia, mientras que un 56% los realiza sólo ocasionalmente. Entre los mecanismos de incidencia más utilizados, destacan la presentación de peticiones (32%) y la participación en meses de trabajo y/o comisiones (26%). De lo anterior se deduce que se requieren mayores y mejores esfuerzos de las organizaciones para visibilizar su trabajo en influir en la toma de decisiones de los actores claves, de lo contrario, el trabajo realizado puede pasar invisibilizado, afectando el potencial de la organización para captar recursos y aumentar sus beneficiarios.

A la luz de los datos presentados, resulta claro que las ONG que operan en el país enfrentan diversos desafíos para elevar el alcance e impacto de sus intervenciones.

Para contribuir con esta misión, Equilibrium CenDE ha diseñado el programa «Potenciando tu Impacto», una iniciativa formativa dirigida a líderes y miembros de ONG en todo el territorio nacional. El programa comenzó el 28 de junio y cuenta con 37 participantes, quienes cursan 3 módulos en las áreas de mapeo de necesidades, medición de impacto e incidencia pública

Comparte este contenido:

Share on facebook
Share on twitter
Share on linkedin
Share on whatsapp
Share on email

Autor:

Verónica Medina

Verónica Medina

Coordinadora de Investigación - Venezuela