Las actividades recreativas como herramienta para mejorar la salud

Créditos de foto: EFE

Comparte este contenido:

A lo largo de la historia, el uso del tiempo libre ha estado muy estigmatizado por la sociedad. No fue hasta el siglo XX, que el ocio comenzó a ser reconocido como uno de los elementos esenciales para la salud mental y física[1]. Los beneficios personales de las actividades recreativas se perciben a nivel físico, sociopsicológico, cognitivo y espiritual, mientras que, en la sociedad, los beneficios se obtienen para la familia, los diversos grupos sociales, económicos y ambientales (Salazar-Salas, 2007)[2].

Cabe señalar que el término “actividades recreativas” es empleado con mucha frecuencia por investigadores del tema y la sociedad en general; sin embargo, no se encuentran muchas definiciones de este, por estar generalmente asociado al concepto de recreación. En la actualidad, se considera que el desarrollo de actividades recreativas ocurre de dos formas, la personal y la educativa, siendo ambas complementarias.

Aunque para muchas personas todavía es difícil reconocer los momentos de ocio y recreación como esenciales para disfrutar una buena calidad de vida, las costumbres han cambiado. Hoy en día se puede ver que, en Latinoamérica y en el mundo en general, las personas realizan sus actividades de recreación favoritas. En el Perú, las de mayor preferencia son ir a “comer en restaurantes” (51.4%), seguido de “visitar parques y/o plazas” (46.6%) e “ir al cine” (26.4%). Mientras que las menos preferidas son los deportes individuales (11.3%) y visitar museos o eventos similares (8.4%)[3].

Al describir estas preferencias por el nivel de ingresos, existe una similitud muy visible en cuanto a las 3 principales actividades que realizan las personas en general, independientemente de lo que perciben: las visitas a parques y/o plazas, ir a restaurantes e ir al cine. Después de lo mencionado, las personas que ganan entre S/ 931 y S/ 1 999 tienden a realizar deportes en equipo (9.87%), visitar bares y/o locales nocturnos (8.41%), e ir al gimnasio (6.35%). Mientras que las personas que perciben ingresos mayores a S/ 2000, eligen actividades deportivas en equipo (8%), bares y discotecas (8%) y eventos culturales (7.24%)[4].

Los beneficios en la salud física y mental que se obtienen al participar en actividades recreativas han sido ampliamente estudiados (Henchy, 2013). En ese sentido, se han identificado beneficios adicionales al realizar, específicamente, actividades recreativas al aire libre (Wolsko & Lindberg, 2013). En el caso de los peruanos, las actividades que prefieren realizar son: visitas a parques y/o plazas (46.6%), practicar deportes en equipo (20.8%) y asistir a eventos deportivos (17.1%)[5].

Debido a la pandemia del COVID-19, muchos establecimientos de estas actividades mencionadas han cerrado temporalmente y otras de forma definitiva. No obstante, actualmente nos encontramos en un periodo de reactivación económica de los sectores más golpeados por esta emergencia sanitaria, donde resulta relevante identificar aquellas actividades donde la oferta de las actividades que frecuenta la población peruana aun es limitada a nivel nacional.

El estudio de Equilibrium CenDE revela que si bien los restaurantes (54.4%) y los parques y plazas públicas (40.3%) son los establecimientos y/o espacios percibidos con una mayor y amplia oferta; otros sectores como el de los gimnasios se han visto fuertemente perjudicados por la pandemia. A pesar de que actualmente se han reanudado sus operaciones, 5 de cada 10 peruanos afirma que no existe o es escasa la oferta de estos espacios para hacer ejercicio o de lugares donde se pueden realizar actividades de entretenimiento físico, sobre todo las zonas del Centro (60.5%) y Sur (58.9%) del país. En especial en Lima, el 45% de las personas indica que no existe o es muy poca la oferta de gimnasios o lugares de entrenamiento mayormente en las zonas de Lima Sur (18.3%) y Lima Centro (16.2%).

De igual forma, las actividades de entretenimiento en locales nocturnos han sufrido grandes consecuencias económicas, en especial los bares y discotecas. En febrero del presente año, se modificaron las restricciones y se puso fin a la pandemia, ello permitió la reapertura y funcionamiento progresivo de los establecimientos de ocio nocturno. Sin embargo, aún se han mantenido muchos locales cerrados. En la región de Lima, el 20.9% de las personas encuestadas considera que no existe oferta de locales nocturnos, en especial en la zona de Lima Este (25.7%), seguido de Lima Sur (24.4%) y Lima Centro (23.0%).

Finalmente, uno de los motivos para realizar con mayor frecuencia estas actividades recreativas o culturales, pueden deberse a la percepción de los costos para realizarlas. Según Equilibrium CenDE (202), las personas consideran que la actividad de visitar locales nocturnos es “muy costoso” (24.6%), seguido de “algo costoso” (16.6%,). De igual forma, con las actividades que requieren esfuerzo físico como ir al gimnasio o lugares de entretenimiento físico, el 18.2% las considera “muy costosas”, el 22% “algo costosas” y solo el 9.3% “muy económico y algo económico”.

[1] Historia de la Filosofía Antigua. Grecia y Helenismo (2003). Recuperado de: http://e-spacio.uned.es/fez/eserv/bibliuned:500519-1000/Documento.pdf

[2] Salazar-Salas, C. G. (2007). “Recreación”. San José, Costa Rica

[3] Equilibirum CenDE (2022). “Actividades Culturas y Recreativas que realizan los peruanos”. Recuperado de: https://equilibriumcende.com/actividades-culturales-y-recreativas-que-realizan-los-peruanos-equiexpress-marzo-2022/

[4] Equilibirum CenDE (2022). “Actividades Culturas y Recreativas que realizan los peruanos”. Recuperado de: https://equilibriumcende.com/actividades-culturales-y-recreativas-que-realizan-los-peruanos-equiexpress-marzo-2022/

[5] Ibidem

 

Bibliografía

Henchy, A. (2013). The perceived benefits of participating in campus recreation programs and facilities: A comparison between undergraduate and graduate students.

Wolsko, C. & Lindberg, K. (2013). Experiencing connection with nature: The matrix of psychological well-being, mindfulness, and outdoor recreation

Salazar-Salas, C. G. (2007). “Recreación”. San José, Costa Rica

Historia de la Filosofía Antigua. Grecia y Helenismo (2003). Recuperado de: http://e-spacio.uned.es/fez/eserv/bibliuned:500519-1000/Documento.pdf

Equilibirum CenDE (2022). “Actividades Culturas y Recreativas que realizan los peruanos”. Recuperado de: https://equilibriumcende.com/actividades-culturales-y-recreativas-que-realizan-los-peruanos-equiexpress-marzo-2022/

Autor:

Sofía Sánchez

Sofía Sánchez

Investigadora

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.